La Certificación FSC en el mundo de la madera

certificación fsc livegens

FSC lo conforman las siglas en inglés de Forest Stewardship Council (Consejo de Administración Forestal), y se trata de un certificado que confirma que la unidad de gestión forestal está siendo bien gestionada. Lo que se intenta con esto se ve reflejado en la misión que tiene el Consejo, que es la de “promover el manejo ambientalmente apropiado, socialmente benéfico y económicamente viable de los bosques del mundo”, es decir, la adquisición de un producto certificado le garantiza al consumidor la contribución a la conservación de los bosques y de los valores sociales, culturales y ambientales asociados a estos. En nuestro caso, toda la madera utilizada en nuestras gafas de sol de bambú y nuestros relojes de madera cuenta con esta Certificación FSC, la más importante a nivel internacional.

La Certificación FSC contra las talas ilegales y la deforestación

Como es habitual en casi cualquier acción que acarree algún tipo de beneficio, existen diferentes prácticas ilegales que derivan en problemas muy graves para el medioambiente y las personas que trabajan en el sector de manera lícita. La idea de garantizar este certificado en diferentes productos derivados de la madera, como en el caso de la materia prima de nuestros productos sostenibles, es que el consumidor pueda saber que está contribuyendo al cuidado del medioambiente; creando a la vez una conciencia social para tratar de frenar todas las prácticas ilegales en los procesos de producción y distribución, algo que da al producto un valor añadido.

La deforestación es sin duda un importante problema contra el desarrollo del entorno natural y los bosques, que incide de manera directa en la vida de nuestro planeta propiciando el cambio climático y una notable pérdida de biodiversidad. Mediante la Certificación FSC también se intenta luchar contra esto, garantizando una gestión sostenible de los bosques para evitar las deforestaciones. A pesar de que hay estudios que indican que la destrucción de los bosques ha disminuido en los últimos años, cabe destacar que en los conocidos como pulmones verdes del planeta (especialmente en África y Sudamérica) esto sigue sucediendo de manera preocupante. Haciendo referencia a un informe realizado por Global Forest Watch, sabemos que en 2019 los trópicos perdieron cada minuto el equivalente a diez campos de fútbol, tanto de bosque primario como de bosque virgen. Lo realmente preocupante fue el caso de Brasil, donde se produjo un tercio de toda la pérdida de bosque primario tropical a nivel mundial.

Para luchar contra las talas ilegales, este reconocido sello genera confianza en el consumidor y sirve para combatir la deforestación. Afortunadamente, cada vez hay más artículos que cuentan con esta certificación y más consumidores que reclaman productos sostenibles en su proceso de elaboración. Algo aplicable tanto en productos simples del día a día, como por ejemplo cepillos para el pelo, cuadernos o incluso papel o cartón; y también en materiales de construcción, mobiliario urbano y de oficina, suelos, puertas de madera o ventanas.